Dirección General de Salud

374209

 Las enfermedades infecciosas emergentes en el contexto de las catástrofes naturales constituyen una amenaza para la seguridad humana.Las inundaciones, como ejemplo, son los desastres naturales más frecuentes y al que mayor cantidad de gente en el mundo está expuesta.La principal causa de muerte inmediata es el ahogamiento, seguido de hipotermia y diferentes tipos de trauma.
Mientras que los terremotos, huracanes, entre otros, la mortalidad aguda es producida por heridas penetrantes con elementos que impactan sobre las personas, trauma cerrado, aplastamiento y asfixia.
Tras el impacto inicial de una emergencia, para los sobrevivientes se agregan consecuencias secundarias al daño sufrido: neumonías luego de la inmersión en el agua, situaciones de casi ahogamiento, heridas cortantes, traumatismos, etc. Quienes padecían enfermedades crónicas previas, pueden tener complicaciones para acceder a sus tratamientos base en estos casos (diabéticos, asmáticos o inmunosuprimidos) debido a los trastornos para acceder a la asistencia sanitaria. Asimismo, existe población especialmente vulnerable: niños y ancianos.

Desastre Inundacion principios Foto EFE LRZIMA20141213 0077 4

 Las catástrofes naturales provocan una disrupción abrupta y violenta de los ecosistemas, modificando en forma dramática las relaciones entre los tres elementos que intervienen en el desarrollo de las enfermedades infecciosas: el agente, el huésped y el medio ambiente.Se introducen cambios inoportunos en las condiciones del medio en que habitan grandes masas de gente y muchas especies animales, creando condiciones facilitadoras para la aparición de brotes epidémicos de enfermedades infecciosas, que ocurren días a semanas después del evento.
La falta de disponibilidad de agua de calidad sanitaria tanto para beber como para la higiene personal y de los alimentos es clave en la aparición de ciertas enfermedades. Las patologías que suelen presentarse son Hepatits A, Gastroenteritis, Leptospirosis, Gripe H1N1, Fiebre Amarilla, Dengue, Cólera, etc. El accionar inmediato de los equipos sanitarios y del resto de los actores a través de la ejecución de un POE (Plan Operativo de Emergencias) garantizará el éxito de la misión el cual debe poner énfasis en el control inmediato, mediato y tardío del incidente a fin de evitar y/o reducir el número de complicaciones y de regresar a la población a su estado de normalidad.

Mayor Médico DANIEL LOVITO
Especialista en Medicina Interna y Clínica Médica MN 83404

Categoría: