Dirección General de Salud

La muerte súbita es la aparición repentina e inesperada de una parada cardiaca en una persona que aparentemente se encuentra sana y en buen estado.Existe una definición más formal, que es la utilizada en los estudios médicos: "muerte súbita es el fallecimiento que se produce en la primera hora desde el inicio de los síntomas o el fallecimiento inesperado de una persona aparentemente sana que vive sola y se encontraba bien en plazo de las 24 horas previas".

Su principal causa es una arritmia cardiaca llamada fibrilación ventricular, que hace que el corazón pierda su capacidad de latir de forma organizada. La víctima de muerte súbita pierde en primer lugar el pulso, y en pocos segundos, pierde también el conocimiento y la capacidad de respirar. Si no recibe atención inmediata, la consecuencia es el fallecimiento al cabo de unos minutos por PCR (paro cardiorrespiratorio).

Las víctimas de muerte súbita presentan de manera brusca una pérdida completa del conocimiento y no responden a ningún tipo de estímulo.
Una persona que sufre un paro cardiorrespiratorio debe recibir RCP o resucitación cardiopulmonar, procedimiento que implica activación del SEM local (Sistema de Emergencias Médicas), compresiones torácicas (antiguamente denominado masaje cardíaco), ventilaciones (insuflación de aire), uso de una DEA (Dispositivo Desfibrilador Automático Externo), cuidados médicos avanzados y transporte rápido. De ahí la importancia de capacitar en técnicas de RCP a la comunidad y de instalar dispositivos DEA en lugares que concentren gente además de someterse a controles periódicos de salud.
My Méd DANIEL LOVITO
Especialista en Medicina Interna y Clínica Médica.

Categoría: